- El proceso de humanización es el lento recorrido que trascurre desde la animalidad al homo digitalis, desde los bosques a las grandes metrópolis, y desde Lucy a nuestros días, con el horizonte en perspectiva al que deberíamos aspirar que es el del Übermensh ­ el más allá del hombre - de Nietzsche, como ciudadanos libres de supersticiones y dogmas que niegan la vida buena, o verdadera. - El mundo material, que otorga espacio y deja tiempo es el ámbito en el cual la humanidad desarrolla el proceso de domesticación de la naturaleza ­ la creación del mundo antinatural, mecánico o tecnológico - utilizando herramientas cada vez mas sofisticadas de las que se sirve para llevar a cabo esta tarea. Y en paralelo crear construcciones mentales que no existen en la propia naturaleza, pero que han permitido al homo sapiens socializarse, y de este modo llegar a ser la especie dominante, y crear esa naturaleza mecánica, o poética para los griegos. - Para poner de manifiesto este proceso nada mejor que recurrir a una doble representación simbólica. De una parte, imágenes de lo que podemos asociar a la naturaleza en estado puro, a eso que los poetas se han esforzado inútilmente en atrapar ... la edad de la inocencia, los bosques primigenios Š en realidad un medio hostil en que los humanos vivían en permanente estado de alerta. Y en contraposición otras representaciones simbólicas de algunas de las obras mas emblemáticas elegidas al azar, que la humanidad ha ido dejando en el lento pero implacable discurrir de nuestro tiempo antropocéntrico Š desde Altamira hasta las oficinas de la Jhonson Wax de Frank Lloyd Wright por poner un ejemplo reciente. - Hemos elegido con intención este edificio, por el que Miguel Fisac mostraba gran admiración, porque de alguna manera lo podemos asociar a un ³bosque mecánico² al recrear magistralmente el ambiente umbrío pero acogedor del propio bosque, mediante un espacio lleno de ³´arboles poiéticos² de hormigón resultado de la creación del hombre. - Hemos de preguntarnos entonces, con Nietzsche, cual es la cualidad que nos diferencia a los humanos del resto de seres de la naturaleza de la que formamos parte para crear esa nueva naturaleza mecánica o poética. Su respuesta está en la ³voluntad de poder², implícita en el idea existencial del eterno retorno, que es la formula de la mas alta afirmación de la vida y, como tal, el instrumento necesario para discriminar entre los hombres ³ Š quienes dejan que la vida les viva /y quienes imponen a la (su) vida dirección y sentido Š tal y como nos dejó dicho Cernuda. - La voluntad de poder sería por lo tanto el atributo del hombre que aspira no sólo superar las dificultades que le impone su propio destino, o los dioses para los griegos ­ esto es el héroe - sino también estar dotado de la mirada aquilina que busca siempre el más allá de su pequeño mundo, limitado y por descubrir. En definitiva, el hombre libre y creador, dotado del impulso necesario para dar sentido a su vida. Todo está dicho e inventado en nuestro tiempo presente, pero paradójicamente todo está por hacer y todos los caminos por recorrer en el mundo futuro.

- La nave destinada a laboratorio de ensayos de hidráulica es solamente una parte de un conjunto mas amplio de edificaciones destinadas a alojar el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), encargo que Fisac ejecutó inmediatamente a continuación del concurso gaviota. - Fisac nos explica cual fue su origen Š. ³El programa requería que el laboratorio de hidráulica tuviera una iluminación homogénea, y yo pensé que era preciso inventar un mecanismo que impidiera la entrada del sol. Estudié las condiciones generales de soleamiento y llegué a la conclusión de que la cubierta debía constar de planos inclinados sucesivos. Se lo di a José María Priego, un ingeniero que ellos tenían para hacer presas, y me dijo que con 22 metros de luz no podía hacer vigas con hormigón pretensado, porque no era posible levantar piezas tan grandes. Le di vueltas hasta dar con una solución de dovelas que se parecían mucho al hueso de una vaca: me puse a hacer tanteos a partir del hueso y el ingeniero halló el centro de gravedad. Así que la estructura consta de piezas de un metro de anchura y de casi dos metros de altura que van ensartadas por la catenaria de los cables de postensado. Pero el postensado es una técnica muy difícil, y yo tenía que dar con la persona capaz de hacerlo; entonces supe de Ricardo Barredo, que tenía una patente de anclajes de postensado y de inyección de las vainas de los cables que es lo más difícil. El montaje de las vigas tenía lugar instalando un caballete a la altura definitiva de la estructura de cubierta; una vez colocadas sobre él las piezas, se introducían dentro de una vaina metálica todos los cables, estirándolos por sus extremos hasta alcanzar la tensión de cálculo. Tras instalar los anclajes, se inyectaba por último el cemento para evitar la corrosión de los hilos metálicos². - Esta viga hueca estructural cubre los 22 metros longitud del vano entre los muros laterales de hormigón de la nave, aloja en la pieza un sistema de evacuación de las aguas pluviales, e implementa un sistema de lucernario + visera que cierra el ambiente exterior dejando pasar la luz natural de forma tamizada y uniforme, en cuyo interior se pueden realizar las labores propias de los ensayos, entre otras tomar imágenes de las maquetas. - Así pues, veamos cuál fue el programa del que partió Fisac: disponer de un espacio donde se realizan actividades mecánicas, esto es poiéticas. ¿Cuál fue la solución de Fisac? Inventar, crear a partir de su inteligencia y su imaginación, una pieza estructural de hormigón postensado para la cubierta, única pero repetible infinitas veces, que por si sola da respuesta a las tres necesidades del espacio destinado a laboratorio de ensayos. Resistencia a la fuerza de la gravedad, manejo de la luz y control de los meteoros Š aire y agua. Así de elemental y así de ingenioso, o de genial.

- Fisac sabía con certeza que el Laboratorio de Hidráulica era su mejor obra y la mas personal, en nada comparable con lo que produjeron en aquellos años los arquitectos de su generación. - Pero hemos de comenzar por preguntarnos qué esa nave destinada a contener maquetas realizadas a escala de obras hidráulicas, que sirvieran para ensayar cuál sería su comportamiento una vez ejecutada. - Dejemos para mas adelante la explicación funcional y centrémonos en lo esencial, que es en definitiva la clave de la excelencia de toda creación, y mucho mas en este caso ya que, si Fisac alcanzó con esta nave de ensayos la cualidad de lo absoluto, es precisamente porque puso en ejecución la desocultación de la verdad del ser de lo esencial, como nos dijo Heidegger. La obra convertida en puro pensamiento. - Lo inefable, lo absoluto, lo sublime, lo sagrado Š es aquello que nos eleva por encima de nuestra condición humana, que nos emociona más allá hasta conmocionarnos Š es aquello que, ya sea perteneciente a la naturaleza o sea antinatural o poético, nos hace olvidar el dolor y el placer de cada uno de nosotros y nos embarga con esa extraña sensación de liberarnos de toda contingencia. - Entramos en la nave de modelos y nos llama poderosamente la atención la laboriosa actividad de los operarios que actúan sobre unos artefactos compuestos de arena, barro cocido, metales, sopletes que arrojan chorros de fuego Š el agua que discurre por canales Š el aire que respiramos Š la luz que nos envuelve Š y como fondo el potente y constante ruido que produce todo ello y que, por si tuviéramos alguna duda, nos pone de manifiesto que estamos inmersos en un mundo mecánico, tecnológico, alejado de la naturaleza, pero extrañamente no por ello menos sugerente, menos emocionante. - Contaba Mendiluce, antiguo responsable de la conservación de edificio, que una ocasión recibió a un grupo japonés de arquitectos que había solicitado visitar la nave. Él les explicaba con mucho interés el sentido de las maquetas de obras hidráulicas sin conseguir captar su atención, pues a todos ellos no hacían otra cosa que observar atentamente y fotografiar la cubierta formada por las vigas huecas. Y fue en ese momento cuando él descubrió la enigmática, y casi misteriosa obra que hasta ese momento le había pasado desapercibida. - Ese es el prodigio de la buena arquitectura, su maravillo poder de encantarnos, de trasladarnos a ese otro lugar que no se puede nombrar porque no pertenece a nuestro pequeño y caduco mundo. Pero para ello hay que pagar un precio que no todos están dispuestos a asumir Š cuando la obra alcanza la perfección el autor desaparece Š siempre he sentido la emoción que produce la nave de modelos como el de una gran catedral laica Š

- En una conferencia que Paul Hindemith dictó en 1.950 nos dice a propósito de herencia obligatoria que la humanidad tenemos de JS Bach, y de cómo los diez últimos años de su vida sólo compuso unas pocas obras, pero todas ellas poseídas de esencialidad - Š es como si a partir de ese momento se hubiera abatido una sombra sobre su creatividad. La sombra de la melancolía Š El objetivo de su trabajo, la dirección de su efecto, la marca que deja en las almas de otros: todo eso se ha vuelto accesorio, algo que no hace que mas envolver la actividad creativa. Esta actividad ha pasado a ser independiente de todo ello como lo es el sol de la vida que producen sus rayos Š y aquél que se había elevado tan alto ha logrado trascender lo material y penetrar en el pensamiento puro. - Š para nosotros, que no pudimos culminar semejante ascensión, la estructura formada por pensamiento creativo es aquello que reconocemos como arte, el elemento sin cuya incorporación, aunque sea en las dosis mas pequeñas, nuestra vida no merece vivirse, resultaría incluso imposible. - Š por ese logro supremo debe pagar un alto precio: la melancolía, la tristeza de haber perdido todas las imperfecciones previas, y con ellas, la posibilidad de seguir avanzando. - Š ³eso es lo mas valioso que hemos heredado con la música de Bach: la visión hasta sus últimas consecuencias de la perfección al alcance del hombre, y el descubrimiento del camino que conduce hasta allí: llevar a cabo de forma ineluctable y concienzuda lo que se reconoce como necesario pero que, para alcanzar la perfección, sabe trascender finalmente toda necesidad.

advertencia legal                               2visuales@2visuales.es                       diseño web: 2visuales

609 131 164       621 210 797