...la ley del arte es que los seres mueran y que muramos nosotros mismos, apurando todo sufrimiento, a fin de que crezca la hierba no del olvido sino de la vida eterna, la hierba vigorosa de las obras fecundas, sobre la cual las generaciones, indiferentes a los que bajo la hierba reposan, vendrán a realizar su obra ...

... si, si el recuerdo, gracias al olvido, no ha podido contraer ningún vínculo, establecer ningún escalón entre él mismo y el minuto presente, si ha permanecido en su lugar, en su fecha, si ha guardado sus distancias, su aislamiento en la depresión de un valle o en la punta de una cima, nos hace respirar de repente un aire nuevo, precisamente porque es un aire que hemos respirado en otro tiempo, ese aire mas puro que los poetas han intentado en vano hacer reinar en el paraíso, y que sólo podría darnos esa sensación profunda de renovación si ya hubiera sido respirado, pues los verdaderos paraísos son los que hemos perdido ...

marcel proust

advertencia legal                               2visuales@2visuales.es                       diseño web: 2visuales

609 131 164       621 210 797